Los regalos de empresa como estrategia de marketing

El mundo del marketing avanza a pasos agigantados y un ritmo trepidante, y todo lo que tiene que ver con el marketing en internet es un buen ejemplo de ello. Sin embargo, algunos de los mejores trucos para publicitarse en el mundo offline siguen siendo los mismos que hace décadas.

Un ejemplo es el que nos ocupa hoy: los regalos de empresa.

¿Por qué los regalos de empresa pueden ser o no ser útiles?

Los regalos de empresa son una forma tradicional de promover una marca y/o fidelizar a los clientes de esta. Basta con pensar en un puesto de comida rápida para darse cuenta de que, teniendo que darte servilletas casi por obligación, el beneficio de estampar el logo del puesto en ellas sería sustancialmente mayor respecto a no ponerlo. Un ejemplo de esta práctica, en este caso bastante controvertido, fue el protagonizado en 2011 por la que fuera presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.

Así, las empresas han ido perfeccionando poco a poco su dominio de este tipo de estrategia, llegando a crear regalos de empresa muy interesantes, de forma que se den a conocer casi sin esfuerzo gracias a sus actuales clientes y trabajadores.

Aquí dejo algunas de las razones por las que este tipo de promoción puede llegar a aportar beneficios:

1. Aumenta las ventas: Resulta obvio que los regalos de empresa, si van ligados a la compra de otro producto, pueden contribuir a aumentar las ventas. Por ejemplo, si estás vendiendo un producto que también vende tu competencia a un precio similar, es de esperar que el cliente adquiera el tuyo si le estás ofreciendo un regalo extra.

2. Aumenta la satisfacción del cliente: ¿A quién no le gusta recibir un regalo? Aunque solo sea un bolígrafo. Tenerlo es mejor que no tenerlo, y por lo tanto, se agradece. Satisfacer al cliente es el mejor modo de que se genere una relación emocional entre éste y la empresa.

3. Fideliza al cliente: Cuando un cliente se plantea si continuar o dejar de comprar en una empresa (o al contrario, continuar o no comprando en una empresa), valora los elementos positivos y negativos de la misma. Si cada cierto tiempo recibes un regalo, es un valor extra por el que seguir comprando en dicho negocio. Este es uno de los principales objetivos para muchas empresas, como es el caso de RegaloPublicidad.com.

4. Evangelizan: Cómo no. Un bolígrafo con tu logo, sirve para que mucha gente reconozca tu logo y pregunte por él, conociendo tu empresa. A la larga, esta es una estrategia de marketing con un ROI muy elevado, ya que el coste del regalo es previsiblemente bajo y los clientes potenciales que se obtienen a partir de él, muchos.

5. Permiten el benchmarking: La comparativa de marcas y empresas es algo que tanto trabajadores como clientes realizan de forma continua. ¿Qué me ofrece esta empresa que no me ofrece su competencia? Con los regalos para empresa se puede crear una diferenciación (tanto desde el punto de vista del trabajador como del cliente) que haga que tu empresa destaque sobre las demás.

¿Cuál es el regalo perfecto desde el punto de vista del marketing?

Ateniéndonos a lo anterior, podemos perfilar cuáles deben ser las características clave de un regalo de empresa que sirva, fundamentalmente, a una estrategia de marketing.

No obstante, debes tener en cuenta que, en ocasiones, tendrás que sacrificar alguno de los elementos dependiendo de qué sea lo que busques con ese regalo en concreto. Aquí hablamos del regalo de empresa perfecto (y en este mundo no hay nada perfecto), y, además, nos vamos a centrar en regalos asequibles y sencillos (tú puedes llevar estos consejos más allá y hacer algo espectacular).

1. Debe estar relacionado con el sector: En la medida de lo posible, el regalo debería estar relacionado con el sector o servicio que ofreces. Por ejemplo, si vendes complementos, puedes regalar un paraguas. Si no se te ocurre ningún regalo relacionado con tu sector, puedes utilizar algún comodín, como una agenda, un calendario o un bolígrafo. También puedes optar por regalos con un espíritu más social.

2. Debe ser útil y funcional: Una figurita para colocar en una estantería o en el jardín no es un buen regalo de empresa. Es preferible que el regalo sea algo funcional, como los ejemplos citados en el punto anterior. De este modo, cada vez que el cliente o el trabajador acuda al regalo (porque es un bolígrafo, un calendario, una agenda o un paraguas), recordará tu empresa, con lo que la campaña de marketing será más efectiva.

3. Debe ser sorprendente: Este punto es importante. Debes tener presente que no solo vas a tratar de captar la atención de la persona a quien le haces el regalo (su atención ya la captas con el simple hecho de hacerle un regalo), sino que vas a intentar captar la atención de tanta gente como sea posible. Eso es más fácil si el regalo es sorprendente.

Imagina que regalas un bolígrafo, y tu cliente lo utiliza en algún momento junto a sus amigos. ¿Se interesarán más sus amigos por el bolígrafo si es normal, o si para sacar la punta hay que hacer algún gesto extraño (por ejemplo)? Imagina que regalas un paraguas, ¿se fijará igual la gente si es de color negro que si va estampado con diferentes colores?

4. Debe estar brandeado: Pero todo lo anterior no serviría de nada si, una vez que el cliente utiliza el regalo, que está relacionado con el sector y que, además, llama la atención, no hubiese ningún logo o marca que identifique a tu empresa. Por ello, todo regalo que realices ajustarse perfectamente al branding de tu empresa.

5. Debe ser barato: Y, por último, el regalo debe ser barato. Si te fijas, en los anteriores ejemplos nos hemos centrado en elementos que pueden ser muy baratos si se compran en grandes cantidades. Al fin y al cabo, estás llevando a cabo una campaña de marketing, por lo que el retorno de la inversión es un factor de mucho peso.

6. El estampado tiene que tener durabilidad: Es importante que la calidad del estampado del regalo, tenga una buena durabilidad y una resistencia al lavado y rascado. Para ello existen muchas técnicas diferentes de estampación, como por ejemplo la sublimación, la serigrafía o la tampografía. Empresas conocidas de regalos publicitarios como Ravanetto.com, recomiendan el uso de este tipo de estampaciones.

Si eres empresario y estás leyendo esto o si eres un consumidor que ha recibido alguna vez un regalo de este tipo. ¿Qué opinas? ¿Por cuales te decantarías?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *